|

El cultivo de Heliconias

 

Las Heliconias,  Ginger,  Bihaos, Musas y otras plantas conocidas como Platanillas (os), son originarias de América en países tropicales como Colombia, Ecuador, Venezuela, Panamá, Nicaragua, Costarica, etc.; están agrupadas en una categoría de plantas llamadas botánicamente  “Orden Zingiberales”. Se caracterizan por ser hierbas perennes con un sistema de reproducción vegetativo por rizomas (Tallos Subterraneos). Las Raíces son adventicias y fasciculadas. Tiene un Tronco simple, sin ramificaciones y no desarrolla madera. La Inflorescencia es lo que llamamos flor, surge de la parte superior del seudotallo o puede salir de un vástago (inflorescencia basal como la Maraca). Generalmente es una Bráctea modificada o espata de colores vistosos.   La Flor es perfecta con órganos masculinos y femeninos.  Y el Fruto es una Drupa.

Heliconias: Plantas Hermafroditas pertenecientes al orden Zingiberales, según clasificación realizada en 1941. El orden Zingiberal tiene 8 familias: Zingiberaceae , Costaceae, Heliconiaceae, Strelitziaceae, Musaceae, Lowiaceae, Cannaceae y Maranthaceae.

En el mundo existen  unas 250 especies de Heliconias de las cuales, en Colombia se encuentran  95 especies aproximadamente. Flores Orgásmicas tiene más de 60 especies diferentes de Flores del Orden Zingiberales  para la venta. Las cuales llamamos Flores Comerciales, por su duración en florero (mínimo  5 días en un arreglo floral). 

La mayoría de las Heliconias y otras Zingiberales se desarrollan en climas húmedos y cálidos. Climas Tropicales. Geográficamente a 30° altitud norte y sur. Óptimas entre 0° a 15° Norte y Sur.

La altura sobre el nivel del mar para producción comercial  es de 200 a 2000 metros s.n.m.

La temperatura: Entre 17 a 33°C. A menores temperaturas la planta no florece y su desarrollo es lento y puede  morir. Y en altas temperaturas requiere de riego hasta 7 litros de agua / día por sitio y  sombrío.

Precipitación entre 1.000 a 2.000 mm de agua / año, distribuidos 120 mm de agua / mes.

Luminosidad: entre 30% a 40% de sombrío. 4-6 horas luz / día.

Humedad relativa: entre 70% a 90%.

Vientos: causan daños como rasgado en las hojas y deshidratación, por eso la importancia del sombrío natural.

Los Suelos deben tener en cuenta el aspecto Físico-Químico-Biológico. Los suelos preferiblemente deben ser profundos y ricos en materia orgánica. La  Biología del suelo es la encargada de dar las condiciones de adaptación a la planta y el buen funcionamiento de esta.

  • Textura Francos (F). Franco-Arcillosos (FAr). Franco-Arcillo-Arenoso (FarA).
    Franco-Arenosos (FA).
  • Retención de Humedad. Media-Alta 30-50 %
  • Porosidad Total. Alta (40 -.60 %)
  • Aireación. Bien Aireada
  • Profundidad Efectiva de Raíces. Mínimo de 30 cm
  • Pendientes 0 - 50 %
  • Acidez PH : Entre 4.5 a 7.5.
  • Materia Orgánica  3 – 10 %
  • Capacidad de Intercambio Cationico  15 – 30 meq/100 gramos suelo
  • Aluminio menor de 30 % de saturación
  • % Saturación d Bases  Calcio 40–80, Magnesio 4–40, Potasio 1 – 15, Sodio  1 – 15
  • Relación Calcio/Magnesio 1.5 – 3 meq/100 gr suelo
  • Relación Calcio/Magnesio/Potasio  30 – 40 meq/ 100 gr suelo

Aspectos Importantes del Cultivo

Sombrío.  barrera rompevientos  y evita la exposición directa del sol hacia las heliconias y plantas zingiberales.Cobertura. Las arvenses son muy comunes  y deben ser controladas por la competencia para las plantas del cultivo en agua y elementos nutritivos.
Riego. Las necesidades de agua de la planta en cultivo hace que sea necesario el riego ( Aspersión, Microaspersion, Goteo o microtubo y  Surco alterno).
Numero de Variedades. Debe escogerse 5 -10 variedades de tipo comercial.
Distancia de Siembra. De  acuerdo a la variedad de Heliconia a sembrar y  la forma de crecimiento del rizoma, se establece el número de plantas por área.
Propagación. propagación vegetativa a través del rizoma o colino o vástago, se obtiene una mayor cantidad unidades para sembrar, una rápida emergencia y desarrollo de la Heliconia.
Labores Culturales. Todas las labores son planeadas para una alta, constante y efectiva producción de flores. Y las herramientas deben estar desinfectadas.

  • Desyerbas. Química con herbicida. Física con guadaña, machete y manos.
  • Deshijes. Eliminar tallos raquíticos.
  • Deshojes. Eliminar hojas enfermas.
  • Recuperación de Sitios.  hacer un implante de otro hijo.
  • Tutorado. Se utiliza fibra de polipropileno (Suncho), colocándola en forma de cinturón para que no se tuerzan los tallos y la flor.
  • Compostaje. el material vegetal se descompone y sirve de abono.

Fertilización y Abonamiento. La fertilización debe hacerse de acuerdo al análisis de suelos  del sitio donde será el cultivo y se tiene en cuenta los requerimientos de las Heliconias. La materia orgánica se utiliza en todas las fases de desarrollo. Las Heliconias requieren alto contenido de nitrógeno (N), Potasio (K2O), Fosforo, Magnesio (Mg). Azufre (S), Molibdeno (Mo), Boro (B), Zinc (Zn) y Manganeso (Mn). Se fertiliza al suelo y foliar mensualmente.
Sanidad. Preventiva y Curativa. La primera práctica es sembrar rizomas o plántulas provenientes de Cultivos certificados por el ICA y tener un  programa de sanidad. Recomendamos actividades de control químicas, biológicas y físicas, integradas de manera preventiva según el estado de la planta, el tamaño del cultivo, la región en que estemos y las condiciones climáticas en el momento. La parte curativa se realiza cuando se carece de un plan de manejo y/o se hace necesario controlar para evitar una mayor perdida.

 

Para ver toda la variedad de especies que manejamos por favor de clic aquí.